DINAMISMO Y TRADICIÓN

En 1867 Lothar von Faber adquirió el pabellón de caza de Dürrenhembach, cerca de Nuremberg, para su hijo Guillermo, apasionado cazador. El bisnieto de Lothar, el Conde Roland von Faber-Castell y padre del actual Conde, también compartía esta pasión: amaba la naturaleza y los bosques. Para él, la conservación del entorno natural era vital, actitud cuya impronta aún pervive en la familia. La original estética de algunos de los espléndidos rifles de caza del Conde Roland ha servido de inspiración para la pluma estilográfica Edición Especial 2010.

Baron Wilhelm von Faber

UN ARTE SECRETO DE ORIGINAL ESTÉTICA

Al contemplar la Edición Especial 2010, se siente fascinación por la interacción de los delicados grabados y las elegantes partes de acero jaspeado. 

Hasta finales del siglo XIX el jaspeado del acero era signo de la alta calidad de un arma, dado el inimitable brillo que proporcionaba. Durante siglos, este proceso fue transmitido boca a boca y guardado en celoso secreto.

Las superficies metálicas se aceraban mediante el uso de cuero carbonizado, generando matices de color cambiantes cuando se enfriaban. A día de hoy se ha constatado que hasta 20 parámetros confluyen para generar este sorprendente efecto visual, entre los que se encuentran el grosor del metal, la temperatura y la velocidad de enfriado.

MATICES DE COLOR CAMBIANTES

Una amplia experiencia en el trabajo artesanal puede influir en los resultados, pero nunca anticiparlos con precisión. De este modo, no hay dos metales jaspeados completamente iguales.

La superficie metálica es perfeccionada según un elaborado proceso de grabado enmarcado con incrustaciones de oro de 24 quilates. Hoy en día muy pocos talleres pueden conjugar estas artes tradicionales con la maestría exigida por la Edición Especial 2010.

Antes de templar el acero, la pluma del año es grabada mediante un artesanal proceso. El grabador cincela a mano la guía de cola de milano en la que introduce la incrustación de oro para su posterior pulido. Un resultado final que requiere grandes dotes de habilidad y precisión para su perfección.

UNA MADERA PRECIOSA

Existe otra razón por la que el nogal produce una de las maderas más preciadas.

No basta con talar los árboles, sino que hay que extraer los tocones, porque la madera con mejor veteado se encuentra en las raíces más profundas. Este elaborado proceso sólo se utiliza para la madera de nogal. El nogal siempre ha generado un aura de misterio. Su majestuoso porte y su prolífica cosecha han hecho que siempre se haya asociado con la realeza y la fertilidad.

MADERA DE NOGAL DEL CÁUCASO

Buscando la simbiosis perfecta, el material empleado para el cuerpo concuerda a la perfección con la exclusividad sin ostentación de la Edición Especial 2010: madera de nogal del Cáucaso

La madera de nogal es extraordinariamente resistente, no se astilla sin ser especialmente flexible, y no se abomba. Sus características intrínsecas la convierten en la madera ideal para la culata de un arma de fuego y para excepcionales útiles de escritura. 
Posee una complexión preciosa, con vetas suaves pero marcadas, que se somete a un posterior tallado en forma de escama.

EXTRAORDINARIA PRESENTACIÓN

Edición Especial 2010

Cada estilográfica se presenta en un estuche con tapa de madera chapada en nogal que incluye certificado de autenticidad y garantiza el carácter limitado de la edición.

ELEGANCIA ATEMPORAL

La combinación de la preciosa madera de nogal con las partes metálicas trabajadas artesanalmente convierte a la Edición Especial 2010 en una obra de arte única. Además de su plumín bicolor de oro de 18 quilates testado a mano en los trazos de escritura M, F y B, cuenta con tapón bañado en platino con incrustación jaspeada que protege el mecanismo de émbolo con numeración individual en cada pieza.